Clarissa, la vaca azul

Clarissa, la vaca azul
paseando por el campo

jueves, 21 de enero de 2016

Nuestras próximas actividades en LLC

He aquí nuestras próximas actividades en la Librería Lugar Común de Altamira:

Para este próximo domingo 24 de enero, con Abigail Truchsess y Tiago de Jesús narraremos cuentos y diremos poemas cuyos personajes son pájaros pequeños, mediano, grandes y hasta muy grandes.


El 14 de febrero, Día de San Valentín, narraremos cuentos y poemas de amor.

 
Y, no olvidemos que ya están abiertas las inscripciones para nuestro nuevo taller de narración oral.
 
 
Por cualquier información adicional pueden comunicarse con Armando Quintero Laplume al email lavacazul@gmail.com, al cel. (0414)1369339 o llamar o visitar la Librería LUGAR COMÚN.


martes, 19 de enero de 2016

Ética y estética en el arte de narrar cuentos

EN UNA DE NUESTRAS PRESENTACIONES EN LA LIBRERÍA LUGAR COMÚN


“¿Qué fue primero, el huevo o la gallina?” se pregunta Jairo Aníbal Niño en su libro Preguntario. Y él mismo se responde: “Primero fue el pollito”.

Cuando me comprometí a decir algunas palabras sobre el arte de narrar cuentos y su relación con la transmisión de valores recordé este texto y no pude separarlo de mí y de “mis circunstancias”.

Todos sabemos que el arte de narrar cuentos proporciona una serie de conocimientos y herramientas que le permiten, a quien lo ejerza, ser más efectivos a la hora de comunicarse en su entorno personal, profesional y social al alcanzar una mayor conciencia de sus recursos individuales, tanto con el uso de su propias actitudes y aptitudes, como apoyo en la posibilidad de buscar alternativas de comunicación dentro de sí y en el proceso de compartir y aprender de otros. Quien cuenta cuentos aprende y concientiza su movilidad corporal, el uso de su voz con todos sus matices, el manejo necesario de las pausas, la coherencia entre lo que hace y lo que dice, tanto como el reconocimiento de sus sensaciones y sus emociones. Quien ejerza la actividad, aprende técnicas que les permiten hablar con fluidez, confianza y alegría como para sustentarse por sí mismo y, utilizando sus propios recursos, se sienta más seguro como para tomar decisiones en su entorno personal, familiar o social. Y, por ende, influir en la ética y en la estética de los otros.

En estos momentos tan especiales para nuestro países, donde las pérdidas de los valores fundamentales dificultan las relaciones personales, familiares y sociales, con el crecimiento de las más diversas formas de violencia e intolerancia, creemos necesario e importante promover, difundir y desarrollar las actividades de narración oral (cuentacuentos) por los beneficios de comunicación directa tanto en lo personal, como en lo familiar y social que conlleva una manifestación artística como lo es el arte de narrar cuentos a viva voz y con todo el cuerpo. Un cuento no cambiará lo que está sucediendo pero, estamos seguro, puede abrir las puertas y ventanas alternativas, en lo personal y social para, al menos, elegir las posibilidades de cambios y hasta de verdad, verdad, cambiar y hacer cambiar a los otros.

Sabemos que quien escucha narrar un cuento realiza una lectura múltiple, una lectura activa. Le interesa lo que ha podido escuchar pero, quizás mucho más, lo que ha querido escuchar: todo lo que le evoca, le sugiere, le exenta, le implica, de manera clara o vaga. Y está seguro que el narrador, al mirarle, al interactuar con él, ha descubierto cuál es su verdadera relación con el cuento. Y que le comprende y le acompaña. Por ello, de alguna manera, es su cómplice. Y esto compromete al narrador con lo que está diciendo y haciendo.

     Los cuentos, sobre todo los mejor logrados para la oralidad, son formas sencillas que reposan en estructuras narrativas unidimensionales. Un cuento va en un sentido: rara vez se subdivide en varios relatos. No es que sea monosémico y que sólo sea posible la interpretación “lineal”. Todo cuento propone interpretaciones globales. Eso lo saben a total conciencia o no – el cuentista que lo ha creado, el narrador oral que lo recrea y el público que coparticipa en el acto artístico. Como saben que el cuento cuenta. Y cuenta.

     Con los cuentos se poetiza y se juega. Se crean y recrean a partir de una intuición concreta. Las acciones del cuento se vuelven posibles con, por y entre los otros. Por ello el narrador poetiza, crea y cree con el público: elige las palabras, teje el cuento, arma trampas, vigila para hacerlo caer sorprendido. Y el público poetiza, crea y cree con el narrador. No es un mero espectador, interactúa con él.

     Por ello, el narrador juega con el público: sabe que el público le sigue pero, también, se le escapa y quiere escuchar rápidamente: sabe que el público será coautor de la historia que narra, la interpretará a su manera. Y el público juega con él. Lo saben ambos. Como saben que, tanto él como narrador oral como su público como escucha, son seres que tienen tiempo y aprenden a usarlo. Incluso gozando de la calidad del silencio que les rodea. Gozando de esa invisible y silente campana que generan, en el acto de ser narradores-escuchas y escuchas-narradores, con todo su hacer, con todo su ser. Gozando de ese silencio al que provocan, porque es un silencio poblado de imaginación, un silencio colectivo, un silencio compartido, donde las palabras, como las del poeta, lo rompen para recrearlo. Gozando porque el trabajo creativo de un cuento, implica un “esquema dinámico de sentido” con una doble función fecundante: la de narradores y la de escuchas, interrelacionadas permanentemente en un acto de amor: una comunicación abierta y solidaria, donde ambos comparten la confianza. ¿Pretendemos algo más para una pedagogía verdaderamente activa?

Pero con un detalle importante: nuestra misión principal es divertir, sólo eso. No educar, menos, moralizar. Sólo divertimos. Pero, ¿cómo? ¿Provocando la risa fácil? No. Dejando una sabrosa cosquillita por dentro: la de la  palabra dicha.

A partir de una conferencia que dictó Rubén Yáñez, el director de la agrupación teatral  uruguaya “El Galpón” –allá por mediados de los años ochenta, en la ciudad de Valencia (Venezuela)- aprendí a utilizar la etimología de la palabra divertir en mis talleres de narración oral. En medio de varios aspectos muy importantes que venía desarrollando Yáñez, de pronto, nos preguntó sobre qué era divertirse, cuándo era que uno se divertía, cómo era que se sentía quien estaba divertido.  Desde la extrañeza inicial surgieron múltiples respuestas, válidas todas, ninguna descartable, más bien, sorprendentes. Al comenzar a crearse el silencio inmediato a tanta descarga, el expositor preguntó sí alguno conocía el significado inicial de la palabra, de dónde venía, su etimología. De inmediato aseveró que, en el antiguo latín, la palabra “divertir” era una palabra compuesta, formada por los vocablos “di”, dos, y por “vertir”, verter: volcar un líquido de un recipiente a otro. “Dos veces volcar” sería su significado inmediato. Señaló, además, que es eso lo que se pone de manifiesto cuando uno se divierte: uno recibe algo de alguien o algo, y lo vuelca de nuevo hacia los otros, o lo otro. Es decir,  “saca hacia fuera lo que tiene dentro”  Y agregó que, si ese era el verdadero significado de la palabra, se podía, concluir, con mucho humor: “Por supuesto, nadie nos va a mostrarnos lo peor de él, nos va a sacar siempre lo mejor” 

     Es obvio, pero no por obvio innecesario, señalar que, con esa intención nos disponemos siempre a asumir cada uno de los pasos, cada uno de los ejercicios, en cada uno de los momentos que nos corresponden en las actividades y en nuestros talleres. La tarea es común, participativa, incluyente y nunca -en lo posible e imposible- excluyente: aprender jugando, divirtiéndonos de lo mejor, en lo mejor. Sin groserías, sin facilismos chabacanos, con buen uso de todos los lenguajes.
 
Artículo publicado en la web de la Revista Cirnaola en COLUMNAS, como columnista invitado
Texto: Armando Quintero Laplume / Foto: Abigail Truchsess

miércoles, 2 de diciembre de 2015

¿Quieres narrar cuentos? / UNA PROPUESTA DE TALLER PARA PERSONAS INTERESADAS EN EL ARTE DE CONTAR CUENTOS



¿Qué fue primero, el huevo o la gallina? Se pregunta Jairo Aníbal Niño en su libro Preguntario. Y el mismo se responde: Primero fue el pollito.
Cuando me pidieron que dijera algunas palabras sobre el arte de narrar cuentos recordé este texto y no pude separarlo de mí y de “mis circunstancias”.

Narrar cuentos proporciona una serie de conocimientos y herramientas que le permiten, a quien lo ejerza, ser más efectivo a la hora de comunicarse en su entorno personal, profesional y social pues alcanza una mayor conciencia de sus recursos individuales, tanto con el uso de su propias actitudes y aptitudes, como en el apoyo de sus posibilidades de buscar alternativas de comunicación dentro de sí y en el proceso de compartir y aprender de otros. Quien cuenta cuentos aprende y hace consciente su movilidad corporal, el uso de su voz con todos sus matices, el manejo necesario de las pausas, la coherencia entre lo que hace y lo que dice, tanto como en el reconocimiento de sus sensaciones y de sus emociones. Quien ejerza la actividad, aprende técnicas que le permiten hablar con confianza, fluidez y alegría como para sustentarse por sí mismo y, utilizando sus propios recursos, se sienta más seguros para tomar decisiones en su entorno personal, familiar o social.

En este momento tan especial para nuestro país, donde las pérdidas de los valores fundamentales dificultan las relaciones personales, familiares y sociales, con el crecimiento de las más diversas formas de violencia e intolerancia, creemos muy necesario e importante promover, difundir y desarrollar las actividades de narración oral (cuentacuentos) por los beneficios de comunicación directa tanto en lo personal, como en lo familiar y social que conlleva esta manifestación artística de la escena que es el arte de narrar cuentos a viva voz y con todo el cuerpo. Un cuento narrado oralmente no cambiará lo que está sucediendo pero, estamos seguro, puede abrir puertas y ventanas alternativas, en lo personal y social para, al menos, elegir las posibilidades de cambios y hasta de verdad, verdad, cambiar.

1.- Presentación de ficha técnica:
•Nombre del docente: Prof. Armando Quintero Laplume / con la asistencia del Lic. Tiago de Jesús y el aporte de la Lic. Abigail Truchsess.
Nombre del taller: ¿Quieres contar cuentos? Taller básico de Narración oral.
•Duración: 12 horas
Fechas y lugar de realización: 13, 14, 20 y 21 de febrero de 2016 en la Librería Lugar Común.
•Horario: 3 pm a 6 pm (sábados y domingos durante dos semanas)

2.-Descripción General:
              El taller “¿Quieres contar cuentos? Taller básico de Narración oral” intenta aproximar a las personas interesadas al conocimiento básico del maravilloso arte escénico de narrar cuentos a viva voz y, por supuesto, en el reconocimiento de todos los lenguajes que se utilizan en este acto de comunicación directa. Se realizará de un modo teórico-práctico como para que cada uno de los participantes logre ser más asertivo al comunicarse en su entorno personal, social y profesional. 
              Desde el año académico de 1989–1990 hasta el de 2004-2005 se trabajó en la Escuela de Educación de la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas con la Narración Oral como Arte Escénico. Y, desde hace más 28 y 25 años se viene trabajando con las agrupaciones de cuentacuentos Cuentos de la Vaca Azul (1987) y Narracuentos UCAB (1990).
              Inmerso en el denominado "boon” de la narración oral en Venezuela desde mediados de los años 80, el Prof. Armando Quintero Laplume, comienza a trabajar con la narración oral aplicada a la educación en los colegios comunitarios hebreos de Caracas (1985) en todos los grados, desde Preescolar hasta Quinto año de Bachillerato.
 Por una docente de esa institución estudiante, además, en la Escuela de Educación de la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas, que habló sobre ese trabajo en la Cátedra de Literatura Infantil, la Escuela de Educación invita al Prof. Quintero a dar una charla vivencial sobre esa experiencia. Y, a continuación, una serie de talleres sobre el arte de narrar.
Luego, se lo incluye como Seminario obligatorio para la modalidad de Básica y Preescolar (desde 1991-1992 hasta el período académico 2004-2005 que comienza a aplicarse el nuevo plan de estudios) y como Seminario para la Escuela de Letras (desde el año académico de 1992-1993, hasta 2000-2001, se realizaron alternativamente los Seminarios de Oralidad y Literatura, con exclusividad en el tema, o el de Literatura Infantil, que la incluía. Además, desde el 9 de octubre de 1990, día que se realiza la primera presentación, se crea oficialmente Narracuentos UCAB, la agrupación adscripta a la Dirección de Cultura de ésta Universidad.

3.- Objetivos:
•           Objetivo General: Proporcionarle a los participantes una serie de conocimientos y herramientas que le permitan ser más efectivos a la hora de comunicarse en su entorno personal, social y profesional al alcanzar una mayor conciencia de sus recursos personales, tanto con el uso de su propias actitudes y aptitudes, como apoyo en la posibilidad de buscar alternativas de comunicación dentro de sí y en el proceso de compartir y aprender de otros.

•           Objetivos específicos: Que los participantes aprendan y concienticen su movilidad corporal, el uso de su voz con todos sus matices y el manejo necesario de las pausas, la coherencia entre lo que hace y lo que dice, tanto como el reconocimiento de sus sensaciones y sus emociones. Que los participantes aprendan técnicas que les permitan hablar con fluidez, confianza y alegría para sustentarse por sí mismo, utilizando sus propios recursos, se sientan más seguros para tomar decisiones en su entorno familiar, universitario o social.

4.-Justificación:
           En este momento tan especial para nuestro país, donde las pérdidas de los valores fundamentales dificultan las relaciones personales, familiares y sociales, con el crecimiento de las más diversas formas de violencia e intolerancia, creemos necesario e importante desarrollar talleres de este tipo dentro de la Universidad Católica Andrés Bello, por los beneficios que trae a la comunidad universitaria. Un cuento no cambiará lo que está sucediendo pero, estamos seguro, puede abrir puertas y ventanas alternativas en lo personal y social para, al menos, elegir las posibilidades de cambios.
5.-Metodologia:
      En el taller se va a alternar la teoría con la práctica por medio de juegos cooperativos, juegos de imaginación, juegos de palabras que se combinarán con la observación, el análisis y la reflexión de los mismos. Se verán videos y se proyectarán láminas para complementar y completar lo enseñado. Porque la orientación pedagógica del taller es el  resultado de una combinación de varias técnicas y recursos socio-pedagógicos.

6.- Plan de Trabajo:
      El taller está organizado en cuatro sesiones de trabajo de tres horas cada una (para un total de doce horas de actividades participativas) con los siguientes temas:

a)      La narración oral es comunicación directa y se desarrolla con la conciencia de lo verbal, lo vocal y de los otros lenguajes que la sustentan y complementan. Juegos participativos y de palabras.

b)      La narración oral se desarrolla negando estereotipos y es importante en la formación integral del individuo. Juegos de imaginación y juegos de palabras.

c)       La narración oral pertenece a las artes escénicas, con las cuales tiene muchos aspectos comunes, pero también  métodos y técnicas específicas. Juegos de imaginación y juegos de palabras.

d)      Síntesis y aplicación de los conocimientos adquiridos a través de algunos juegos y cuentos, trabajados oral y escénicamente.

e)      Preparación de las presentaciones de narraciones orales realizadas por los participantes.

f)        Presentaciones finales de las narraciones orales realizadas por los participantes.


7.-Evaluacion:
La evaluación es continua y requiere del cumplimiento total de cada sección, además, el participante tendrá que cumplir con la presentación final de la narración oral del cuento que haya elegido y preparado.

 8.- Recursos Necesarios:
•           Material y equipos necesarios que proporcionará la institución: un grabador y un proyector video beam. El docente enviará archivos del material teórico y de mini cuentos.

         Material y equipos necesarios que debe llevar el participante. Ropa cómoda, un blog para notas y muchas ganas de participar.

9.- Costo total por todo el taller:

 El participante abonará un monto único de Bs. 8000 que puede dividir en dos cuotas de Bs. 4000, una al inscribirse, para asegurar su cupo, y otra al inicio del mismo. Es importante saber que el cupo máximo es de 15 personas por las características del espacio.
 Las inscripciones están abiertas desde el momento que se publique esta información. Para hacerlo comunicarse con la Lic. Nancy de Lugar Común, personalmente o por el teléfono (0212) 2616716 .

         
10.- Anexos:
Cualquier otra información que se requiera y sea necesaria para la presentación del taller.


      .  Bibliografía utilizada para la realización del taller:

          

  • Anderson Imbert, Enrique: Teoría y técnica del cuento. Ariel, Barcelona, España, 1992.
  • Anderson Imbert, Enrique: La prosa. Modalidades y usos. Ariel Practicum, Barcelona, España, 1998.
  • Castro, Rodolfo: La intuición de leer, la intención de narrar. Editorial Paidós, México, D. F., 2002.
  • Cone Bryant, Sara: El arte de contar cuentos. Editorial Nova Terra, Barcelona, España 1973.
  • Galeano, Eduardo: El libro de los abrazos. Siglo Veintiuno de España editores. Primera reimpresión, Buenos Aires, Argentina, 1989.
  • Garzón Céspedes, Francisco: El arte escénico de contar cuentos. Editorial Frakson, Madrid, España, 1989.
  • Garzón Céspedes, Francisco: Teoría y técnica de la Narración Oral Escénica. Ediciones Laura Avilés, Madrid, España, 1995.
  • Grijelmo, Álex: La seducción de las palabras. Taurus, Madrid, España, 2000.
  • Kapp, Mark L.: La comunicación no verbal. Ediciones Paidós, Barcelona, España, 1985.
  • McCallion, Michael: El libro de la voz. Ediciones Urano, Barcelona, España, 1998.
  • Ong, Walter J.: Oralidad y escritura. Fondo de Cultura Económica, México, México, 1987.
  • Pacheco, Carlos y Barrera Linares, Luis: Del cuento y sus alrededores. Monte Ávila Editores, Caracas, Venezuela, 1993.
  • Rodari, Gianni: Gramática de la Fantasía. Panamericana Editorial, Bogotá, Colombia, 1999.
  • Sabato, Ernesto: La resistencia, Seix Barral, Buenos Aires, Argentina, 2000.




domingo, 4 de octubre de 2015

Estamos de Aniversarios


   Estamos de Aniversarios con nuestras agrupaciones de narración oral de cuentos.
   El 11 de octubre de 1987, en la entonces Biblioteca Rómulo Betancourt del Parque del Este, también domingo, con la presencia del pintor, escritor, titiritero y cuentacuentos boliviano Luis Luksic, la escritora, educadora y cuentacuentos tachirense Blanca Graciela Árias de Caballero y musicóloga y compositora paraguaya Nanni Barret inauguramos Los Cuentos de la Vaca Azul.
   El 9 de octubre de 1990, en la Piedra de los Enamorados de la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas se inaugura Narracuentos UCAB.
   Estamos cumpliendo 28 y 25 años de actividades ininterrumpidas, respectivamente.
   Lo festejaremos con familiares, amigos y público que quiera acompañarnos.
   Las actividades se realizarán en la Librería Lugar Común de Altamira a las 11 a. m.

Texto e ilustración: Armando Quintero.

lunes, 20 de julio de 2015

Cuentos de la Vaca Azul anuncia sus próximas actividades pautadas con la Librería Lugar Común





Domingo 26 de julio de 2015 / hora: 11 a. m. / Entrada libre

Caracas se viste de cuentos

Relatos para ver a Caracas de otro modo. Actividad para niños y familiares.

A partir de los relatos orales de vivencias, cuentos, anécdotas y leyendas se mostrará que nuestra ciudad también es posible, habitable, querible y no siempre nos muerde.


Sábado 29 y domingo 30 de Julio de 2015 / de 10 a. m. a 12 m.

Narrar y leer cuentos y poemas desde el vientre

Taller de creatividad para madres embarazadas / Bs. 1000 por madre

Dos secciones de actividades participativas. / Las inscripciones ya están abiertas

A partir de ciertas experiencias personales y motivadoras se trabajará con las madres para motivarlas a encontrar canales de comunicación con sus hijos desde el vientre.


Lunes 31 de julio de 2015 / hora de 2 a 4 p. m.

Un hombrecillo de papel entre nosotros

Taller de creatividad para niños / Bs. 500 por niño /  Las inscripciones ya están abiertas

A partir del cuento El hombrecillo de papel de Fernando Alonso, que se narrará oralmente, se creará al personaje con una hoja de papel tamaño carta, por desgarre, luego se la dibujará y pintará con colores. Se crearán sombreros y barcos de papel periódico.


Sábados 19 y 26 y domingos 20 y 27 de septiembre de 2015

Contar cuentos desde el corazón

Taller de narración oral para personas interesadas / Bs. 5.OOO

Cuatro secciones distribuidas en dos fines de semanas /  Las inscripciones ya están abiertas

Cuentos y poemas que revitalicen valores. Ética y estética de cómo realizar la actividad. El arte de contar cuentos como comunicación directa. La fraternidad en la Literatura para niños. Un tema tabú en la Literatura Infantil: la muerte. Y otros que no aparecen, se los soslaya o se los evade. Conversaciones y cuentos que nos ilustran.
 
Para inscripciones: Librería Lugar Común 
Avenida Del Ávila con Francisco de Miranda. Edificio Humboldt, PB. Diagonal a la Plaza Altamira., Caracas. Teléfono: 02122616716 Correo electrónico: libreria.lugarcomun@gmail.com
Horario de lunes a domingos de 10 a. m. hasta las 8 p.m.
 

 
 
 

viernes, 17 de julio de 2015

19 de julio, Día del Niño en KALATHOS


     El domingo 19 de junio, Día del Niño en Venezuela, estaremos compartiendo cuentos, anécdotas, vivencias de la agrupación Cuentos de la Vaca Azul en los espacios de la Librería Kalathos.
     Será un momento para toda la familia donde recordaremos la canción de Don Simón Díaz.

 
He aquí el enlace  al video de la Escuela Documental de los 20 años de la canción de Simón Díaz a Los Cuentos de La Vaca Azul: http://youtu.be/cthdry_HyVM
 
 


jueves, 16 de julio de 2015

Avisos de actividades que no pudimos mostrar

Una "avería masiva y generalizada", como nos dijera la funcionaria que nos atendió. Por ello, se nos mantuvo largo tiempo sin teléfono en nuestra casa y sin internet. Es decir, entre otras varias razones des-sonoras, significativas y des-comunicadoras, sin poder informar y con los avisos sin publicar.

He aquí algunos de ellos.



 
Las actividades se realizaron, sin averías y con éxito. La última, eso sí, con lluvia tan generalizada que todos fuimos obligados a refugiarnos o huir. Cosa de cuentos para se tornen sucedidos. Pasa.